Terraigua - Rehabilitación de tuberías - Saneamiento por vacío / Alcantarillado por vacío


Ir al Contenido

Renovación de pozos de revisión y de registro sin obra

Rehabilitación de tuberías


Rehabilitación de pozos de registro


El método Aarsleff para la renovación de pozos de registro es a la vez eficiente y flexible. Entre otras cosas, garantiza una larga vida y una solución económica.

Se utiliza hormigón proyectado. Este método se ha desarrollado y perfeccionado a lo largo del tiempo lo que hoy posibilita renovaciones de pozos de forma rápida, eficaz y sin mayores inconvenientes para el entorno. Este m'etodo se puede aplicar para la rehabilitación de pozos de registro de DN500 a DN1250 de diámetro en una profundidad de hasta 10 metros.

Previo a la renovación de pozos de registro, siempre se controla la limpieza de los mismos que posibles infiltraciones hayan sido selladas. A petición del cliente, también se retiran las escalerillas de acceso. Si hay huecos importantes en la estructura también son reparados. Las cometidas, en su caso, se bloquean de forma temporal. Se realiza una medición de la resistencia de la pared del pozo existente para poder determinar el espesor de la capa de hormigón a proyectar. Se pueden aplicar espesores de hasta 40 mm.

La aplicación de hormigón proyectado se lleva a cabo bajando un cabezal desarrollado especialmente dentro del pozo el cual cuelga de un soporte sobre la boca del pozo. Es muy importante para centrar el cabezal sobre el centro de la boca del pozo. Cuando el cabezal del rociador se ha colocado correctamente, el mismo se sube y se baja manualmente hasta haber alcanzado el espesor deseado.

La rehabilitación finaliza con una inspección para comprobar que se haya alcanzado el espesor requerido de la pared. Finalmente se lijan superficies rugosas, se limpia el pozo, se colocan las escalerillas y se reabren las acometidas.


Regresar al contenido | Regresar al menú principal