Terraigua - Rehabilitación de tuberías - Saneamiento por vacío / Alcantarillado por vacío


Ir al Contenido

Rusia - CIPP bajo el río - Rehabilitación de tuberías

Rehabilitación de tuberías > Obras y proyectos


Un encargo en el frío ruso.

Moscú, Rusia


Durante un oscuro invierno ruso, Aarsleff ZAO y Aarsleff Pipe Technologies afrontaron un proyecto con grandes retos en el centro de Moscú. A temperaturas inferiores a -20 °C tenían que limpiar, inspeccionar y renovar el sifón Savinskiy de 1400 mm de diámetro nominal, 200 m de longitud y 50 años de antigüedad de aguas residuales existente debajo del río Moscova.

El proyecto se dividió en dos fases. La primera incluía la limpieza y la inspección de la canalización. En la segunda, la tubería se renovaría con un revestimiento CIPP de Aarsleff. La obra se realizó utilizando la novedosa técnica CIPP sin causar interrupciones en el río ni en el tráfico rodado.

Aarsleff Pipe Technologies estableció un área en la ribera oeste del Moscova. Aquí se realizó una fosa de 5 m para exponer la tubería. Junto a la fosa se establecieron instalaciones móviles y de producción techadas.

Las instalaciones de producción se calentaron a 20 °C, si bien la temperatura externa era de -20 °C. De manera similar, también se abrió una fosa de recepción para exponer el sifón invertido en la ribera opuesta en el parque Gorky.

Se cerró temporalmente el uso del sifón invertido y se desconectó. Las secciones de la tubería de acero se quitaron de ambas fosas para proporcionar una entrada y una salida al revestimiento.

Aarsleff Pipe Technologies llevó a cabo la tarea empleando un sistema de doble revestimiento. La primera etapa fue instalar un revestimiento impregnado de resina, cerrado y sellado de 300 m de largo. Mediante un cable acoplado a un cabestrante en Gorky Park, el revestimiento se impulsó a través del sifón invertido lleno de agua hasta la excavación en el otro lado del río.

El revestimiento se suspendió libremente en el sifón invertido. Posteriormente se abrió el extremo para que quedara listo para la instalación del revestimiento. A través de una cinta transportadora, se guió el revestimiento impregnado de resina directamente desde la impregnación hasta la parte superior de una torre de andamio de 2 m de alto situada sobre la excavación.

Desde allí el revestimiento introducido se invirtió con agua siguiendo un método tradicional.

La presión y el peso de la columna de agua de unos 7 m de alto empujaron, presionaron e invirtieron lentamente pero con seguridad el revestimiento en el que había sido introducido mediante tracción; de esta manera ambos revestimientos se presionaron contra la pared del sifón invertido.

El agua del sifón invertido salió por tanto lenta y tranquilamente hasta llegar a la fosa de recepción de la ribera opuesta de donde se sacó mediante bombeo.

Cuando el revestimiento estaba medio terminado, el extremo se conectó a varias mangueras que fueron impulsadas a través del extremo opuesto del sifón invertido. La impregnación de la resina y la inversión se desarrollaron mediante un proceso que duró 38 horas consecutivas.

Cuando se acabó la inversión, las mangueras previamente introducidas por tracción a través del sifón invertido se conectaron a una caldera de 3000 kW.

Se calentaron los 460 m3 de agua del sifón invertido a 85 °C para vulcanizar el revestimiento impregnado con resina en un proceso que duró 40 horas.


Regresar al contenido | Regresar al menú principal